martes, 20 de abril de 2010

On the rocks

La botella dejó de estar medio vacía. Ahora ya no había nada. Tras su diaria ingesta de alcohol, tuvo ánimos para salir a la calle. No se sorprendió de la facilidad con la que consiguió salir del ascensor. Parece que el vodka daba fuerza a sus pasos y ligereza a su cabeza.

Hacía sol, un sol de justicia. Las personas con las que se cruzaba aparecían como manchas difuminadas entre las fachadas de los edificios. Estaba buscando algo, pero no lo encontraba. Se paró en seco. Sus gafas de sol ocultaban sus ojos plagados de miedo y angustia.

Echó a correr. Perdió un zapato, pero no miró atrás. Las piedras se le clavaban a cada paso que daba, y terminaron por hacerle una herida en el talón. Ahora sus huellas eran algo más que polvo, ahora había sangre.

Llegó a su destino. Ahí estaba. Lo vio, sentado, con su cigarro en la mano y su mirada perdida. Comenzó a acercarse a él con la mejor de sus sonrisas. Fue en ese momento cuando se dio cuenta de que él no estaba solo. Una princesa de cuento se había colado en su historia. Y estaba dispuesta a llevarse a su príncipe.

La vuelta a casa fue más tranquila. Dejó de cojear. Había terminado por quitarse el otro zapato y echárselo al bolso. Paró en el supermercado de la esquina para comprar otra botella. Pero esta vez decidió que se merecía un buen whiskey.

Subió a casa. Se quitó las gafas de sol y el vestido. Odiaba los vestidos. Odiaba el alcohol. Y odiaba el amor. Pero a todo había que echarle un par de hielos. O no.


8 comentarios:

petaqui dijo...

No se como entender esto...espero que no sea real y solo sea una historia que te has inventado en clase...una paranoia...

Yoel dijo...

Te atreves con florituras literarias y todo! Vas avanzando mas a escritora que a periodista! :P

nahsense dijo...

Me encanta! sólo espero que a tu vida no le tengas que echar esos hielos... y simplemente se trate de una historia ;)

Odelot dijo...

güiski sin hielo??? si eso no te mata al primer trago es que tienes un higado de hierro =S...

La verdad es que es dificil contar un cuento entero en 5 o 6 parrafos, pero tu lo has conseguido y con todo lujo de detalles.

Me encanta. =D

Cuando voy sin gafas por la calle la gente también esta difuminada, jiji

Atenea_12 dijo...

Gracias por vuestros comentarios, no sabéis la ilusión que me hacen, de verdad :)

Respecto a la historia... es algo complicado de explicar. A ver si más adelante sale algo más bonito de entre las teclas.

Mil y un besos :)

Quevedo dijo...

Bueno.... no sé bien cómo entender esto... además de como esa sensación que se queda después de las derrotas, y la cara de idiota; algo que por desgracia, me suena.
De todas maneras, espero, como han dicho arriba, que sólo sea una historia.
Aunque a veces, la literatura tiene esto. A veces escribes para hacer reír. Como en este caso, a veces también para hacer pensar.

Raspa. dijo...

Me linkeas desde tu blog ? mi página es de música indie de grupos españoles, espero que te guste.

www.elmundodetulsa.com

Andrés López dijo...

me gustó mucho el texto, en sí lo que cuentas y como lo cuentas. oraciones cortas concreto y lleno de verdad. saludos