jueves, 4 de marzo de 2010

Ponencia del Presidente de las Cortes de Aragón

El pasado miércoles 24 de febrero el Presidente de las Cortes de Aragón, Don Francisco Pina, visitó la Universidad San Jorge para dar una conferencia titulada "Estatuto, Constitución y Europa". En dicha jornada, trató de acercar el Derecho y sus múltiples vertientes a los alumnos en una fecha tan importante para la universidad como es el V Aniversario de su fundación (gracias, en gran parte, a la aprobación de la ley para su creación por las Cortes de Aragón).

Tras una breve lectura del Artículo 33 del Estatuto de Autonomía de Aragón, en el que se enumeran las disposiciones generales de las Cortes de Aragón (tales como la representación del pueblo aragonés, el ejercicio de la potestad legislativa, la aprobación de los presupuestos o el control de la acción del Gobierno de Aragón), se dispuso a indicar los temas que quería desarrollar en el coloquio: las normas institucionales básicas, la Constitución, el Estatuto de Autonomía y el reciente Tratado de Lisboa.

Don Francisco insistió en numerosas ocasiones que lo que pretendía con esa forma de acercar la democracia a la juventud era una provocación: una provocación para que la valoráramos. "Tenemos la obligación de transmitir la importancia de vigilar el proceso democrático, ya que nos toca compartir con los demás ciudadanos y vivir bajo unas normas comunes", afirmó, y definió la Constitución como "la norma o el código que expresa la organización política de un país". La Constitución Española recoge la realidad social y política de España, ya que a pesar de ser una norma compleja, contiene las "reglas" necesarias para la organización de nuestra convivencia (garantizar la convivencia democrática, proteger los Derechos Humanos de los españoles, establecer la justicia, la libertad y la seguridad...).

Otro de los puntos que comentó durante su ponencia fue la organización del Estado tras la aprobación de la Constitución. Ofreció a los alumnos un gráfico muy aclaratorio que mostraba en una pirámide los diferentes estratos de división de poderes con los que cuenta la sociedad española actualmente. En primer lugar está situada la Corona, y tras ella la Administración Central y las Comunidades Autónomas, a su vez divididas en Provincias y Municipios. Todo este sistema ayuda de forma considerable a la regulación de las diversas leyes y estatutos y, por lo tanto, a la mejora de la forma de gobierno en general.

 

Posteriormente la charla derivó en un pequeño resumen gráfico de lo acontecido a lo largo de las distintas legislaturas que se han sucedido durante la democracia. Fue un momento bastante emotivo ya que, a pesar de que el auditorio estaba compuesto por personas de una edad relativamente joven, todos reconocimos las imágenes que aparecían en la pantalla, desde las primeras manifestaciones de mayo de 1978 para la elaboración de la Constitución de Las Cortes (el 20 de mayo en el Palacio de La Lonja) y el 25 Aniversario de la Constitución, o también terribles como el asesinato de Manuel Giménez Abad.

Además de comentar aspectos muy interesantes sobre el Estatuto de Autonomía de Aragón (que analizaré más detenidamente en el segundo apartado de la práctica) surgió un pequeño debate acerca del Tratado de Lisboa. Don Francisco comenzó explicando cómo, mediante este tratado, se buscaba una Europa "unida en la diversidad". El Tratado de Lisboa es un proyecto político de nuestra generación que lleva en vigor desde el pasado diciembre, y pretende llevar a Europa al siglo XXI. No debemos olvidar que gracias a la entrada de España en la Unión Europea hemos recibido muchas subvenciones y ayudas que nos han permitido mejorar de forma considerable en sectores tan relevantes como la economía.

"Este pacto es un instrumento de carácter constitucional que nos hace más eficaces, democráticos, transparentes, seguros... y más unidos en la escena mundial", comentó con optimismo Don Francisco. En mi opinión es una afirmación muy acertada, ya que el tratado ha introducido mejoras muy importantes y cambios relevantes para la posición global de España. Una de sus principales consecuencias es la creación de un puesto permanente en la presidencia que, en esta ocasión, ha recaído sobre nuestro presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero. El Tratado de Lisboa tiene además otros proyectos muy relevantes, tales como la creación de embajadas de la UE, lo que reduciría de forma notable el gasto de cada país para la creación de embajadas independientes.

En definitiva, la carla fue muy interesante y nos aportó conocimientos muy prácticos acerca del desarrollo de la política a nivel mundial. Considero que es importante conocer estos aspectos no sólo a nivel nacional, sino también fuera de nuestras fronteras.

¿Qué papel crees que ocupa el Derecho en el desarrollo de Aragón en sus diferentes aspectos?

Tal y como nos indicó Don Francisco Pina en numerosas ocasiones, "no hay otra manera de relacionarse más que haciendo política, es algo que debemos poner en su contexto y cualidad". Es curioso cómo la política está presente en prácticamente todos los aspectos de nuestra vida, y para regularla utilizamos un sistema democrático regido por el Derecho. Podemos afirmar entonces que el Derecho está también presente (de una u otra forma) en la mayoría de las actividades que realizamos.

Gracias a la creación de la Constitución española, a los españoles se nos han reconocido una serie de derechos fundamentales que vienen reflejados en cada uno de los artículos de la misma. Un ejemplo es el Artículo 1, que defiende la igualdad, la justicia, la soberanía nacional y la Monarquía parlamentaria dentro del Estado español. Otros artículos que tienen especial importancia son el noveno, que habla sobre los poderes públicos, o el vigésimo (muy importante para los periodistas, ya que trata del secreto profesional y de la libertad de expresión).

Si nos acercamos un poco más al tema autonómico, nos daremos cuenta de la gran influencia que han obtenido los parlamentos autonómicos con la aprobación de diversos estatutos. Un ejemplo muy presente para los aragoneses es el Estatuto de Autonomía de Aragón. Con él se ha conseguido mayor independencia y protagonismo, además de que los ciudadanos miren a los gobiernos autonómicos con una visión más cercana y positiva. En las Cortes de Aragón, amparándonos en los derechos constitucionales, podemos encontrar una gran diversidad de grupos parlamentarios que representan los ideales políticos de los habitantes del territorio aragonés (actualmente hay cinco grupos: PP, PAR, PSOE, CHA e IU).

El presidente de la comunidad es el representante ordinario del Estado en Aragón, lo que nos confiere cierto poder del que antes carecíamos a la hora de entablar debates con otras comunidades con mayor número de habitantes o extensión. Gracias al derecho al voto, los aragoneses podemos elegir a nuestros representantes, que serán los que posteriormente elaboren las leyes que se votarán en los distintos plenos que se celebran a lo largo del año.

En definitiva, gracias al Derecho tenemos una organización de gobierno y un sistema democrático bien regulado, que ampara a todos y cada uno de los españoles (hecho que es aplicable, si reducimos el círculo, a los ciudadanos aragoneses). Sin la existencia de un Estado de Derecho, porcas medidas de mejora podrían tomarse, ya que sería demasiado difícil que se velara por la seguridad y las libertades de todos y cada uno de los habitantes de Aragón.

1 comentario:

escoriagorgonita dijo...

Yo creo que lo único que hizo fue hablar bien de la poítica cuando a día de hoy los políticos son de todo menos buenas personas.

Estaba lleno, más que nada para demostrarle al presidente de las Cortes de Aragón que en la USJ nos interesan estas cosas. Muchos iban obligados.

Lo único en lo que estoy de acuerdo con este señor es en que la mentalidad d ela transición se ha perdido. Ya no somos luchadores, nose dejamos llevar por la corriente dándolo todo por perdido.

No está mal el enfoque que le has dado. Hs seguido más que yo las indicaciones. Por mi parte tan solo hice un resumen largo y no hablé en concreto del derecho en Aragón.

Buen trabajo, para variar :)

Saludos Gorgonitas.